jueves, 3 de diciembre de 2015

Y retroceder.



Tengo tantas ganas de poder retroceder en el tiempo... pero eso no serviría de nada contando con que la muerte es algo que te llevó y no preguntó. Y preguntar podría al menos, aunque no sé si eso saciaría la pena que nos dio el perderte. 

Elegiste un camino, pues el agotamiento es malo en cuanto a lucha se refiere. Elegir es lo que hacemos constantemente.

No elegiste morirte per sé, tan solo elegiste dejarte llevar por el camino hacia un cielo donde están los que más te quieren y también se fueron, o eso quiero pensar. 
Podrías haber elegido otra cosa; quedarte, pero a causa de más sufrimiento y a cambio de una vida que no te merecías. Entonces creo que está claro, elegiste bien.

Las letras son cosas que nunca leerás.
No volveré a verte.
No estarás los Domingos.
Ni siquiera podré pensar que esto tendrá algún tipo de repercusión en el mundo. 

Yo también estoy entre dos caminos. De momento me atropellan constantemente hasta que elija. Podría guiarme hacia ti quien te llevó, o guiarme hacia la vida quien te disfrutó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario